domingo, 28 de diciembre de 2014

Barnatresc: 1714 2ª parte

Pla de Palau y Palau Reial. En este espacio se concentraba la actividad comercial y marítima de la ciudad. El Palau Reial fue la residencia oficial de Carlos III y disponía de una galería aérea que le permitía acceder directamente a Santa Maria del Mar.

Escultura del Geni Català en Pla de Palau

Fossar de les Moreres. Era uno de los dos cementerios de la basílica de Santa Maria del Mar. Actualmente es una plaza donde se encuentra un memorial de la guerra de Sucesión. Un pevetero que nunca se apaga y un verso de Serafí Pitarra homenajean a los defensores de la ciudad muertos y enterrados en este lugar.


Santa Maria del Mar. Construida en el siglo XIV se considera la única gran iglesia gótica catalana perfectamente acabada, aunque uno de sus campanarios no se finalizó hasta el siglo XIX. . En la construcción participó activamente toda la población de la Ribera, por lo que se estableció que la obra debería pertenecer a los feligreses, únicos responsables materiales del templo.


Basílica de Mare de Déu de la Mercè. Iglesia de estilo barroco del siglo XVIII dedicada a la Mare de Déu de la Mercè como patrona de Barcelona.

Reflejo en la fuente de Neptuno en la plaza de la Mercè

Más información en: "La Barcelona d'Hermes"
pags:33-37

Portal de Santa Madrona. El baluarte del Rey estaba situado en la plaza de las Drassanes, o de la Carbonera o del Carbó. Es el único portal que podemos contemplar íntegro de la muralla medieval. Durante la guerra de Sucesión esta parte quedó muy afectada por el sitio borbónico de 1706.




Seguimos avanzando por el Paralelo y nos adentramos en el Raval.




Tras recorrer buena parte de los escenarios del 1714 llegamos hasta el Born Centre Cultural. En el subsuelo del mercado del Born se conserva el Carrer del Bornet, lugar en el que el general Villarroel dirigió el 11 de septiembre de 1714 la última carga de la caballería catalana. Esta zona de la ciudad recibió el impacto de los bombardeos ya que se encontraba muy próxima a la muralla. Los propietarios de las casa fueron obligados a derribarlas ya que en esta zona se construiría la gigantesca fortaleza militar conocida como Ciudadela y que tendría por objetivo asegurar la sumisión de la ciudad vencida.


Y finalizamos este post como lo habíamos iniciado en su primera parte, con la alegría del baile:


En próximas entradas rememoraremos otra efemérides: el centenario de la Gran Guerra.

2 comentarios:

  1. una ruta super interesante y muy agradable. estuvo genial! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo Jordi y más si es en buena compañía ;)

      Eliminar