martes, 31 de marzo de 2015

Las Golondrinas del Puerto de Barcelona y exposición "Ciutat Port"

Ángeles hacía mucho tiempo que insistía en que un día de estos debíamos coger las golondrinas y darnos una vuelta por el puerto. Para ambos representaba una regresión a nuestra infancia ya que desde entonces no habíamos vuelto a utilizar este servicio.

Propaganda de las Golondrinas. Fuente: Tot Barcelona.

Sin embargo el origen de las mismas se remonta a muchos años atrás, nada menos que a finales del siglo XIX. Por aquel entonces, y coincidiendo con la Exposición Universal de 1888, fue precisamente un 31 de marzo que se hicieron a la mar tres embarcaciones a vapor que, desde Colón llegaban a los Baños de San Sebastian.


Fue Leopoldo Herrera quien trajo la idea de Cuba y el nombre procede de la golondrina de mar, un ave que habita la isla caribeña.
En los años 50 se alargó el trayecto hasta El Rompeolas. Los viajeros tenían entonces la posibilidad de desembarcar en el espigón y disfrutar de un vermut con vistas al mar. Este es el recuerdo más vivo que tiene Ángeles de las Golondrinas.
Cuando en 1992 Barcelona se abrió al mar, las Golondrinas se adaptaron a una nueva ruta, ampliándose la flota en un par de catamaranes capaces de surcar aguas más bravas. Finalmente con el Forum 2004 las Golondrinas se utilizaron como autobús náutico para visitar dicho evento.
Actualmente la flota se compone de tres embarcaciones tradicionales que realizan una ruta de 40 minutos por el puerto y tres más modernas (dos catamaranes y un monocasco) aptas para la ruta de hora y media que recorre el litoral.

Esa mañana, después de algunos días de lluvia, el cielo presentaba un color azul intenso. Un día idóneo para un paseo en barco.





Las taquillas de Las Golondrinas se encuentran junto al embarcadero, frente a Colón. Nosotros escogimos el paseo por el puerto, dejando la ruta más larga para otra ocasión.


Pensábamos que nuestra travesía se realizaría en una de las tres antiguas Golondrinas: Lolita, Mª del Carmen o Encarnación:



pero para nuestra sorpresa embarcamos en el catamarán Trimar. Desde su cubierta superior podíamos ver a Colón asomar tímidamente.



Cómodamente instalados y con un refresco en una mano y la cámara de fotos en la otra nos dispusimos a disfrutar del viaje.


La ruta, aunque no sale a mar abierto, nos permite ver tanto la actividad comercial como lúdica del puerto. Dado que el recorrido se realiza por la derecha, es más conveniente sentarse a estribor.
Lo primero que vemos es el World Trade Cernter.




Se trata de un moderno complejo comercial situado en el moll de Barcelona y equipado con oficinas, salas de reunión y de congresos y un hotel 5 estrellas G.L.
Seguidamente pasamos bajo el puente levadizo "Porta d'Europa" llegando al "Moll de Ponent".


Inaugurado en el 2000 el puente surge de la necesidad de unir la nueva bocana al resto de instalaciones portuarias.

PortBarcelona

Superado el Moll de Contradic en el que amarraba el carguero Golden Empress llegamos a la Terminal TCB.


La Terminal de Contenedores de Barcelona es una de las principales plataformas logísticas del Mediterráneo.






Al llegar al "Moll Sud" viramos a babor para regresar por donde habíamos venido. Pasando de nuevo por la puerta de Europa pudiendo ahora contemplar de cerca uno de los impresionantes transatlanticos, lujosas ciudades flotantes, que acoge el puerto de Barcelona. Los viajeros mataban el rato alimentando a las gaviotas que cogían la comida al vuelo.



Seguidamente aparece a lo lejos el famoso Hotel W Barcelona, conocido popularmente como Hotel Vela.



Este hotel de casi 100 m de altura y diseñado por Ricardo Bofill, domina el sky line de Barcelona y no ha estado su construcción exenta de polémica.
Enseguida llegamos a una construcción mucho más modesta: la torre del reloj junto a la torre de Sant Sebastià del teleférico.





En 1772, durante el reinado de Carlos III, se instaló el faro constituyendo una auténtica novedad para la navegación de la época. Ver milerenda.
Finalmente nos aproximamos al Maremagnum.






El Maremagnum y la Rambla de Mar son obra del arquitecto Albert Viaplana que murió el año pasado dejándonos un sinfín de obras emblemáticas en la ciudad.
Finalmente regresamos a nuestro punto de partida pudiendo ver el característico Sky Line de Barcelona:

Las Golondrinas, no solo son un viaje por mar, son un viaje en el tiempo. Al desembarcar sentimos una sensación de calma indescriptible y la seguridad de que volveríamos a repetir la experiencia.


Para complementar nuestra visita por el puerto me acerqué hasta el "Moll de Llevant" donde en el número 1 y a lo largo de varias naves, antiguos tinglados que estuvieron a punto de desaparecer, se puede visitar hasta el 11 de abril la exposición: "Ciutat Port: La Barcelona productiva".



La exposición se estructura en cuatro espacios: "Tradició". Evolución del Puerto de Barcelona 1860-2015: Retrospectiva fotográfica de la historia del Puerto de Barcelona.

1906. Tinglados del Muelle de la Muralla y grúa hidráulica.

1913. Restaurante Mundial Palace en el embarcadero de pasajeros que luego fue junta de obras.

1925. Interior de un tinglado del Muelle de la Barceloneta con el trabajo de estibar sacos.

1927. Grúa móvil cargando balas de algodón.

1935. Fotografía aérea de la parte más interior del puerto.

1970. Muelle de Pescadores.

2002. Barco de una ruta de Short Sea Shiping entrando en el puerto.

El puerto en 1965

El puerto en 1977


Visión: Del Frente Marítimo al Frente Nautico. Espacio destinado a presentar los proyectos que deben conducir a la recuperación del Frente Marítimo.





Diàleg: Urban Exchange Platform Barcelona-Hong Kong. Espacio de reflexión para comparar la transformación del Morrot y de Kowloon Bay a través de un workshop, una exposición y un simpósium.
Repte: Puerto de Barcelona, motor de la economía. Exposición sobre el presente y el futuro del Puerto de Barcelona.






Al salir de la exposición, y aprovechando la cercanía con el Hotel Vela, hice algunas fotografías más cercanas del edificio.






Ya desde la playa de San Sebastian el Hotel se iba haciendo más pequeño mientras me acercaba a la Barceloneta donde iba a dar un paseo.


Pero eso ya será motivo para una futura entrada.

Ver además:
Naucher Global

Las Golondrinas
Ciutat Port

4 comentarios:

  1. De los mejores reportajes fotográficos que he visto de esa zona de Barcelona. ¡Sois impresionantes! [Nota: los restaurantes comentados son: Mercat Princesa, La Báscula (Flassaders) y Pla de la Garsa (Assaonadors)]. ¡Qué paséis una feliz semana! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Conxita, seguro que vamos a probarlos. Ayer fuimos al Oval con nuestra sobrina.
      Besos.

      Eliminar
  2. Un excelente reportaje. Unas maravillosas fotos.

    La ultima vez que me subí a las golondrinas fue una vez que hicieron unas salidas especiales de noche, con cine y un pianista tocando el piano mientras se proyectaban cine mudo.

    Lo acompañaba una copita de cava....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jordi. Eso suena muy interesante.
      Un abrazo

      Eliminar